Resolución dos mil quince

El pasado terminó en la palabra que acabamos de escribir; escuchar es la nueva etapa por lo cual todo aquello interponiéndose en dicho camino deberá desparecer. Y así paso a paso se encuentran obstáculos nunca antes soñados, cuales prueban ser de mayor dificultad de lo nunca imaginado. Silenciar la mente por medio de la completa dedicación a la audición es y fue nuestro único camino y así será como este mañana se convierta en el ayer que deseamos tener.

Pues para no dar largas a esta importante conversación con el futuro Ser; es crucial despedirse de quien está dejando que sus dedos presionen las teclas de esta extraña herramienta. Adiós estimado yo, adiós.

La vida nos transformó en quienes somos luego de perdernos entre el bullicio. Luego de tanto esfuerzo ahora te ves con otros ojos sabiendo ser parte del nada que forma todo. Aceptemos nuestra existencia y seamos quien estamos sujetos a ser. Este instante empieza el ahora y eso lo único que existe. Dejaremos atrás todo aquello que nos pierde en el camino del Ser.

Quizá esta sea mi última publicación, quizá la vida tiene planeado encontrar ordenadores listos para dejar a mis manos perderse entre sus teclas. Espero contarte todo lo que pasa aunque de nada sirve ya que lo estaremos viviendo juntos. Somos parte del todo y siempre será así.

Escuchar nos roba el tiempo para pensar en un futuro más allá del ahora. No podemos concentrarnos en un mañana cuando cada ínstate del ahora es lo único que existe.

Espero que algún día tengas el coraje de volver a leerte y así ver quien puedes ser cuando dejas de ser quien crees ser.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *