Ciclo de Vida

Interminable correr de millones de gotas en su camino de regreso a casa. Llevando con ellas todo aquello de sobra en este insaciable ciclo de vida, mientras nos dejamos seducir por su hechizante melodía. Somos sus fieles siervos dejando a nuestra vida girar alrededor de ellas.

Vivimos cada maravilloso instante su sutil caricia sobre nuestra delicada piel, perdiendo contacto con el presente y para así convertirnos en sus esclavos. Guiados por su voluntad; ella forja el camino de nuestro existir con su torrencial camino de regreso a casa. Corremos y crecemos persiguiendo su cola, mientras alimentamos nuestro espíritu con su danzar.

Libres de todo trastorno al huir de su helada frazada. Brotamos limpios de perturbaciones listo para continuar el interminable camino; atónitos de verla repetirse a sí misma durante nuestra existencia y ellos después de nosotros. Dejando vida a su paso y siendo el pilar de la vida misma, despedimos cada gota derramádola por la mejilla.

Felices del ciclo de cual somos parte volvemos a empezar evaporándose en las cristalinas llanuras de la eternidad.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *